Apostamos por la RSC

En SPM hablamos de responsabilidad social corporativa (RSC) o responsabilidad social de la empresa (RSE) cuando hacemos referencia a la aportación proactiva y voluntaria que hacemos dirigida a la mejora global de las condiciones sociales, económicas y ambientales. En la medida en que hablamos de la RSE como contribución proactiva es evidente que estamos refiriéndonos a un conjunto de acciones que van más allá de estricto respeto y cumplimiento de la legislación vigente que afecta y obliga a cualquier empresa en función de su actividad mercantil y productiva.

Por lo tanto, hablamos de acciones dirigidas a conciliar los objetivos empresariales con principios y valores sociales globales en el ámbito de la democracia, la justicia social, el desarrollo sostenible y los derechos humanos.

Desde mayo del 2019 SPM forma parte de la «Red Española del Pacto Mundial» de las Naciones Unidas con la misión de favorecer la sostenibilidad empresarial mediante la implantación de un mínimo de principios universales de conducta y acción en materia de Derechos Humanos y empresa, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción, en la estrategia y las operaciones diarias de todo tipo de entidades y favorecer, de este modo, la consecución de objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Para lograr nuestros objetivos de desarrollo sostenible (ODS) realizamos acciones en los ámbitos MEDIOAMBIENTAL, de IGUALDAD y EMPRESARIAL.
En el ámbito medioambiental fomentamos una mayor cultura del reciclaje y la prevención de la contaminación.

Dentro del campo de la igualdad y a través del diseño y la implementación de un plan de igualdad aplicado en dos aspectos:
· El bienestar de los trabajadores.
· No a la discriminación.
Y para terminar en el apartado empresarial involucramos a clientes y proveedores en el desarrollo de una sociedad más justa para todos.